miércoles, diciembre 13

AGUA DE JENGIBRE EN AYUNAS ¡Lo ideal para bajar de peso!

Entre las variadas recetas para consumir el jengibre, esta es una de las más efectiva (y menos conocida). El agua de jengibre cuenta con maravillosas propiedades y es excelente para todos los que desean bajar de peso de manera saludable. Conoce cuántos beneficios posee y cómo elaborarla correctamente

agua de jengibre

No es una casualidad utilizar el jengibre para adelgazar. Esta maravillosa raíz cuenta con beneficios excelentes que facilitan la pérdida de peso. Si deseas rebajar unos cuantos kilos y realizas una dieta hipocalórica, este ingrediente es un apoyo muy recomendable.

Como el jengibre tiene propiedades que aceleran el metabolismo, el agua de jengibre puede ser consumida en ayunas para acelerar el proceso de adelgazamiento. Esto, a su vez, facilita la quema de grasa corporal. ¡Realiza ejercicio físico para obtener resultados rápidamente



Por otro lado, en 2012, se publicó un estudio donde se confirmaba la particular capacidad del jengibre a la hora de controlar el apetito y brindar saciedad. La Universidad de Columbia en Nueva York investigó los efectos del té de jengibre en personas que padecían sobrepeso. Así se concluyó que luego de beber jengibre las porciones servidas disminuían, mientras que los pacientes manifestaban saciedad.

Otras propiedades importantes

  • Ayuda en los procesos digestivos: El jengibre es un remedio natural muy efectivo para eliminar problemas digestivos. Beber agua de jengibre combate la distensión abdominal, los cólicos, diarrea, espasmos intestinales y otros problemas como el vómito o las náuseas. Gracias a sus compuestos activos (gingerol y shogaol) el cuerpo puede segregar de manera efectiva los diferentes flujos del sistema digestivo.
  • Impulsa el metabolismo: Algunas investigaciones afirman que el jengibre posee propiedades termogénicas, es decir que aumenta la temperatura corporal. Esta acción ayuda a quemar grasa y ejerce un impulso en el metabolismo, logrando que se acelere.
  • Es un remedio natural contra los problemas respiratorios: Su consumo regular ayuda a mejorar la tos, combatir el resfriado y la congestión nasal.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.
  • Aplicar sobre picaduras de insectos o erupciones, ayuda a calmar la picazón y el ardor.
  • Es un antioxidante natural que previene el envejecimiento prematuro.
  • Por su efecto antiinflamatorio es excelente para controlar los problemas articulares y musculares. Puede emplearse como un tratamiento para la osteoartritis y reumatismo.
  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Previene problemas cardiovasculares.
  • Algunas investigaciones indican que el agua de jengibre permite un mejor control de las migrañas.
  • Además: “Las propiedades anticancerígenas del jengibre son capaces de destruir el cáncer de colon, ovarios y próstata. ¡Mejor que la quimioterapia!”

¿Cómo realizar agua de jengibre?

El agua de jengibre sólo se prepara con los dos ingredientes que indica su nombre. Sin embargo se le puede agregar otros alimentos para aprovechar más propiedades. Si lo deseas puedes consumirla con jugo de limón recién exprimido, o miel, o canela, o hidratar allí algunas semillas de chía… ¡y las posibilidades son infinitas!

Para realizar esta receta:

  • En una cacerola, coloca 1.5 litros de agua.
  • Agrega 50 gramos de raíz de jengibre fresca. Corta en finas rodajas. (Una vez que realices esta receta, puede que prefieras un sabor más concentrado. En ese caso aumenta la cantidad aquí indicada).
  • Lleva a fuego fuerte hasta que rompa en hervor, con la cacerola tapada.
  • Sin destapar, baja el fuego y deja cocinar por 15 minutos.
  • Retira del fuego y deja templar a temperatura ambiente.
  • Filtra el preparado y conserva en recipiente de vidrio con tapa. Puede beberse a temperatura ambiente o refrigerar.

¿Cómo consumir?



Para aprovechar los beneficios antes indicados, se debe beber al menos 1 litro de agua de jengibre al día. Continúa este tratamiento durante 3 meses, descansa 1 y vuelve a comenzar en caso de ser necesario. 

Además de acelerar el metabolismo, un vaso de agua de jengibre:

  • en ayunas mejora la digestión,
  • en ayunas y junto al zumo de medio limón fortalece el sistema inmunológico,
  • con 1/8 cucharadita de canela quita el apetito,
  • junto a unas hojitas de menta ayuda a tratar la gripe, la tos, congestión nasal y otras enfermedades respiratorias,
  • con 1/4 cucharadita de pimienta de cayena es un poderoso antiinflamatorio natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *